¿Recuerdas un cumplido que te hizo sentir realmente halagado?

“Eres como tu papá”.
Para que te digan que te pareces (o casi) a la persona que buscas durante toda tu vida, definitivamente tiene que ser el mejor cumplido que puedas dar.